miércoles, 6 de noviembre de 2013

#RTVVNoEsTanca



Es una putada. De las gordas. De esas en las que te imaginas todas las metáforas posibles para tratar de poner una imagen al sentimiento, a lo que tienes en las entrañas. Te echa humo el teléfono, mensajes, alertas, preguntas acerca de gentes que andan a otras cuitas, pero que sienten el hierro como tú.
Y quieres que no sea así. Que sea un sueño, un mal sueño, y que mañana, o la semana que viene, volverá a despertarte la repe de 'La Taula' con el último tango del Valencia o, si te has dormido, con el 'Comença Bon Matí' de Majo Castillo. Tú, que duermes toda la noche con la radio pegada a la oreja.
Pero no. Se cargan la tele y la radio de aquí. La de la lengua de tus abuelos. Así, en plan cobarde. Con nocturnidad, y sin dar la cara. Y la pólvora corre. La redacción se mueve, late y, supongo, que las decisiones se toman con mayor responsabilidad, si cabe en las mesas de la radio y la tele valencianas.
Rabia, llanto, resignación y recuerdos desagradables para los santorales de los verdugos. Sin estar, sin ser, ese habrá sido el panorama. Y huevos. Muchos huevos y coños grandes como Mestalla. Así, sin paños calientes ni retórica literaria. Un comunicado lleno de calor y de verdades del barquero. Aplausos de todos. Caras conocidas y admiradas. Germà, Susana, Josep, Àngel, por nombrar algunos metiendo a todos, los más reconocibles por el menda.

Ellos se la han cargado. Los que pusimos nosotros con nuestro ejercicio democrático. Los que nos dijeron, y nos enseñaron en el cole, que venían a servirnos y no a servirse.

Empezaron mal. Todos. Da igual el color. Antes, en las familias de la Edad Media, el primogénito se quedaba con todo, al segundo le tocaba ser militar y al tercero de los hijos, le tocaba ser clero para subsistir. Ahora, los herederos de aquellos, los señores que engendraban por cantidad, colocaban a los hijos en los chiringos públicos. Cargos de medio pelo con compromisos del sobrino, del hijo o del nieto que no sabe hacer la o con un canuto. Han hecho como Homer, en aquel capítulo donde le daban poder y un sello. Pero la realidad ha superado a la ficción, salvo por el traslado del pueblo.

Quizá pueda ser que aquello de 'ande yo caliente y ríase la gente' tenga algo de razón. Ver la fuga de agua y no achicar, sino aprender a nadar para no ahogarse. Y ser el mejor nadador, para que no te pille el tiburón, llámese ERE, llámese Director General, llámese acosador sexual o su puta madre.

En fin. Es un mal 5 de noviembre. Tiene cojones, que sea justo en este día, tan simbólico de boquilla, donde nos han callado un poco más como pueblo y nos han quitado la dignidad.

Puede que sea el momento de poner más retratos boca abajo. Y no solo en Xàtiva. Y abrir ventanas.

Ellos pierden un trabajo. Nosotros perdemos más como pueblo.

Mucho ánimo a todos los trabajadores de RTVV.

#RTVVNoEsTanca

2 comentarios:

  1. Anónimo23:25

    Este viatje vaig en valenciá més que mai, encara que reconec que es la primera vegada que maleisc el meu móvil per no tindre tildes obertes:

    Espere que tots entengam algun dia que en lo dels colors ens han timat. per qué?, perque als unics que els interessa que existisquen es a d'ells. Els uns s'han apropiat de la cultura i de les bones intencions de l'esquerra més pura i justa; els altres, els super blaus, de la identitat valenciana. Tots s'han omplit la boca i les butxaques pero ňeeeeeeec!!!, a pagaro sempre poca "ropa". Per a la nostra tele es tard, pero aplaudisc aquest text, nunca es tarde si la dicha es buena. Valencians en peu alcem-se.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo00:11

      I ja que estic, i aprofitant el retrat del primer borbó espanyol, fora els últims!!!(

      Eliminar