jueves, 12 de enero de 2012

El blues de Los Perros del Boogie



Quien iba a decir que el 2012 iba a empezar con un adiós para siempre. Una de las bandas con más feeling de la prolífica escena roquera valenciana, anunciaba su disolución o, más bien, el fin tal y como la conocíamos desde siempre. Los Perros del Boogie, cual estrella de mar, o virus mutante, perdían algunos de sus miembros para seguir navegando por las aguas de rocanrol. Alvaro y Ovidi Tormo abandonan la banda para dedicarse a otros proyectos. Nos sobran los motivos para decir "con dios", para eso ya existe el debate en este invento llamado redes sociales, en el que se demuestran las filias y las fobias, los partidismos y se reparten roles de buenos y malos. Sí buscas algo así en estas líneas, ya puedes dejar de leer en este momento. Siempre me han parecido opiniones ventajistas las que se expresan desde el desconocimiento o incluso peores las que vienen marcadas desde la envidia o la falsa fidelidad, aquellas que cuestionan el amor a unos colores, con eslóganes de campañas anti-abandono y dejando de lado todos y cada uno de los condicionantes que llevan a la toma de decisiones. Es muy fácil ver los toros desde la barrera, pero las verdaderas razones las sabrán ellos seis y muy bien que me parece que sea así. O quizá montan una rueda de prensa, real o virtual, para aclarar a curiosos, amigos cercanos y lejanos y porteras las dudas que se desprendan. Y si esto sucede, la regenta de este portal estará la primera.
No se me ocurre otra manera de hablarte que directamente para explicar o tratar de plasmar lo que me late dentro desde el día que dieron la noticia, con remite de la pérfida Albión. Me sentí como aquel día en el que los Reyes dejan de ser Magos para ser tus padres. Comienzas a perder la inocencia para empezar a forjar la admiración. Yo hubiese apostado por ellos, por Los Perros del Boogie, sin duda. Hubiera sido su bussines angel, pero esto no es mérito. Antes que yo, olfatearon el éxito de esta banda Pepe Cortés e Iván Guillén, que supieron cabalgar con ellos y nos convirtieron a todos en parroquianos de su música, su manera de vivir y suelo sólido de amistades virtuales convertidas en reales y otras zalameras compañías convertidas en pesadillas de cuyo nombre no quiero acordarme. Y por supuesto, el éxito también lo vieron los que saben de esto en el rock en España, quizá el principio del fin de la historia. Con esto no se puede hacer otra cosa que recordar esas mil palabras que valen menos que una imagen, pero que andan por este blog, para intentar hacerte ver y obligarte a leer, el descubrimiento, la entrada en la crew, el beso más trabajado jamás dado, la Leyenda, Zaragoza de noche con los maños más grandes de todos los tiempos y un Malaguita avispado, el desierto al lado del oasis de la Gran Vía y el baile más bizarro de sevillanas del mundo, las groupies, mi pequeño homenaje y capricho prefallero… todas esas cosas quedaran en la retina de quienes lo vivieron, lo sudaron y disfrutaron. Y esperando tiempos y proyectos mejores, abriremos una botella de buen vino, le daremos al play y cantaremos con la mente a los delincuentes de las esquinas mientras los bichos caminan en fila por mi pelo en este oscuro callejón donde forjaron a mi generación que de nada sirve hacerse mayor y volveré a ser la persona que fui saliendo por las noches alargando mi fin en una noche cualquiera de esas con luna llena, mientras espero al amanecer para escuchar rocanrol en la radio, sabiendo que te esperaría aunque estuviera en el infierno y me desvelo sin ti por volver al lugar donde las cosas salían siempre bien.


6 comentarios:

  1. Anónimo12:18

    Yo también me sentí como tú, cuando oí la noticia, que algo se me perdía, o que dejaba de existir, en fin no se cuales son la razones de la división de caminos, yá poco importa, solo espero que esos dos caminos yo los pueda seguir, quizás con el tiempo hemos perdido uno y ganado dos, al menos eso es mi deseo para ellos, a los que espero escuchar muy pronto. Carlos Luis.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13:36

    que sabe nadie.....es muy triste y dificil siempre aceptar que se deshacen proyectos ¿ prometedores ?, no, creo que no , ya eran una realidad,gracias a la memoria que la naturaleza nos ha dado aún podremos disfrutar de ellos en nuestros recuerdos...ahora solo cabe desear que en vez de perder una banda hayamos ganado dos , como bien dice carlos.La esperanza es lo ultimo que se pierde.RJ Garcia

    ResponderEliminar
  3. vaya manera más bonita y elegante de hacer lo que toca hacer: reconocerles sus méritos, agradecerles su música, lamentar su pérdida y no manchar el recuerdo con cotilleos, dimes, diretes, culpabilidades, adjetivos y especulaciones que sobran . Chapeau. Eres un grande

    ResponderEliminar
  4. Carmen20:47

    Una putada, si señor... me quedé alucinada cuando lo leí :(

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:44

    Lo que no entiendo es cómo no han llegado a petarlo del todo en el panorama nacional con la grandísima calidad que tienen esos temas.
    Una pena, pero siento que cada vez somos menos los amantes del buen rock... Saludos y suerte!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo13:41

    hablais sin conocimiento la verdad, sobretodo el creador del blog y demas, en fin, el rock no solo se escucha, es una forma de ser, de respetar, cosa que los dos forajidos no entienden, no saben, no son leales ni creibles, se han vendido al primer y mejor postor, eso es rn'r? jajajaja eso es partidista

    ResponderEliminar