miércoles, 12 de diciembre de 2012

M-CLAN. VALENCIA, 1 DE DICIEMBRE DE 2012

blogger widgets


Hay una leyenda urbana flotando por el barrio de la Boca de Buenos Aires que habla que los habitantes de allí, a pesar de las penurias y pobreza de verdad, los domingos pensaban en voz alta 'que lindo levantarse por la mañana sabiendo que a la tarde juega Maradona'. Pues hará como un par de sábados, ya sabes ahora es moda hacer las crónicas como mínimo con una semana de retraso, fue lindo levantarse porque a la noche tocaba M-Clan. Y no es poca cosa viendo la que estaba, y está, cayendo, así, en general, que no es cosa de aburrirte.

A veces me gusta visualizar en mi mente, siempre que este pim-pam-pum de vida me lo permita, como va a ser el concierto. Pensaba, en una sala Roxy a tope, Noise, Mirror y todos los nombres que vendrán siempre serán postizos, y una puesta en escena similar a la de su anterior parada y fonda, con sección de vientos incluida. Pensé en una banda en periodo de ensamblaje, era la segunda fecha de la gira 'Arenas movedizas' y he de decir que mi futuro no está en la videncia, descontando lo del llenazo de la sala. Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que 'The Bat-Twins' mote que me acabo de inventar para referirme a Tarque y Ricardo, como los Glimmer y los Toxic de los Stones y Aerosmith, son de lo mejor que existe hoy en día en el panorama nacional del rock. Sí, rock. Que no te engañen que asomen en las listas de radiofórmulas y especiales de teles, M-Clan es rock, y del bueno. Y no me vengas con chorradas de etiquetas, por el amor de Dios. Que estos tíos respetan y dignifican la profesión y se han presentado en su segunda casa con un show rodado, testado y perfectamente ensayado, a pesar de haber comenzado el día antes, con ganas, energía y pelea para demostrar que son de los mejores.

Ahora quizá debería darte un poco la brasa con la ristra de las canciones que sonaron. Pero no. Como me dijo mi amigo Alex, guitarrista de Uzzuhaïa, descubres los hilos de las marionetas y se pierde la magia. Así que solo cabe decir que los nuevos temas sonaron a la perfección, que 'Ritual' es perfecta en su ritmo y letra para un check-to-check con una dama, que 'Escucha mi voz' será parte de mi repertorio por muchos años, como lo sigue siendo 'Llamando a la Tierra', que Maggie aún está fresca y la gente adora a esa niña, que el maridaje de The Who con 'Pasos de equilibrista' me pone los pelos de punta y que, a pesar que pueda dar la sensación que su último trabajo es bastante triste por en lo que la temática de las letras se refiere, esta banda divierte y se divierte en el escenario. Además, me dispuse a disfrutar del concierto con los ojos bien abiertos, esperando que la memoria selectiva me guiara, he visto una luz, para construir estas líneas, sin notas, sin apuntes, sin nada, solo susurrando al oído las sugerencias y los temas que iban cayendo a mi bella acompañante, Chemi, yo SI digo que es mujer, a pesar del niñato enfarlopado de turno que se empeñaba en meterse en nuestra movida hasta que el codo de mujer recibido, sin querer, en la boca de su estómago tuvo un aliviante efecto tranquilizador.

¿Corta? Quizá, ¿Pobre? No lo creo. Esta crónica, mejor vivencia escrita, no pretende otra cosa que despertar el interés de manera discreta para que inviertas el tiempo que consideres necesario para poder ver a este pedazo de banda que, con dos guitarras, un bajo, una batería y, como mucho, una pandereta, te dan la mano al rocanrol del siglo XXI. 

Ya ves tú, que cosas, como toda la vida.

PD: Agradecido a Espacio de Música de El Corte Inglés por haber podido vivir este concierto de manera privilegiada gracias a su concurso.

1 comentario:

  1. Anónimo22:40

    Lo bueno si breve dos veces bueno.

    ResponderEliminar