lunes, 15 de julio de 2013

Solo tengo que insistir.



No hace falta que te lo diga yo.
Quizá no sea lo mejor para un lunes, pero da lo mismo. Ya puestos a cargar con lo malo, o lo menos bueno, que sea hoy, en el día de la semana con más mala prensa, junto con los viernes de resaca.

No es cuestión de ser moralistas, ni ir de gurús o iluminados por la vida.
Es cuestión de echarle huevos. Un par.
Si. Otra vez. Las veces que hagan falta.

Búscate un buen espejo si lo crees oportuno.

Inspírate.

Muerde. Marca tu territorio. 
Como en el jardín de infancia cuando, con uñas y dientes, defendías tu juguete.

El primer himno corre de mi cuenta. Ellos lo han hecho. Hablan de la música, pero vale para todo.

Y que se jodan los de las corbatas y las siglas.
Suerte. Si necesitas ayuda, silba.

2 comentarios:

  1. Anónimo21:45

    Muy buenas reflexiones hermano!!!!!!
    A seguir insistiendo y si puede ser, tocar muchos huevos...a cuantos mas mejor!
    Oscar Garaje Jack

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23:46

    A por ellos!!!, q,son pocos y cobardes.

    ResponderEliminar