jueves, 18 de julio de 2013

Va a subir la marea.


Decidí
Aprender a hacerme yo la maleta
para poder vivir.
Hoy lloré
se me habrá metido un poco de arena
eso no es para mí.
Me inventé
mil maneras de perder la cabeza
es más sencillo así.

Ahora que la canícula parece que llega para quedarse, el largo y cálido verano es una sensación, aparte de una buena película. En estos días que, posiblemente, te pongas tibia de cerveza, vino blanco, tinto de verano o con cualquiera de los cócteles que te sirvan en esas barras de Dios o macrojuergas con tiendas de campaña y puestas de sol. Incluso puede que rindas homenaje a Gustavo Adolfo sin saberlo. Y quizá te de por experimentar y coger la sartén por el mango en asuntos de saliva y fluidos corporales con algún zagal o zagala internacional.

Estos días que se convierten un poco en Las Vegas y las licencias para matar suenan menos escandalosas. Ahora que salir, beber y el rollo de siempre no van asociados al posterior estrés y que no vas a diferenciar un lunes de un viernes, ni falta que te hace. Estos momentos en los que pensarás en voz alta aquello de 'esto es vida' más veces de las que piensas, estando errada en todas ellas. 

Los menos afortunados andaremos por aquí, que no es una localización geográfica, sino más bien una actitud, buscando la sombra del olivo. Esperando la avalancha de pies en Instagram con el mismo deseo que tiene el reo en la sala de tortura. Revisando los clásicos otra vez, haciendo oposiciones para ser Gerard Depardieu y llorando por el adiós de Tony Soprano. Y el vino besará mi camisa solo por el placer de brindar.

Y caerá la noche todos los días, contándole a Catalina que recuerdo tus hombros y tu cuello revoloteando entre sábanas. Y oírte en aquellas rutas que marqué con mis labios en tu espalda en esos días grises que nos recuerdan que estamos vivos. Que poco importa que fueran soñadas o vividas, ya lo dijo Calderón.

Porque eres todas y ninguna. Eres las que se fueron y las que vendrán. Pero tú y yo sabemos que esto, es solo para ti.

Va a subir la marea.

1 comentario:

  1. Anónimo23:38

    q te voy a decir si yo acabo de llegar?. bueno pues te lo digo porque soy tu amigo. querido seňor peris raga jose maria, y te llamo asi porqe asi fue, y en ese orden, como escuche tu nombre por primera vez alla por el 89.

    cada vez q te leo pienso q eres mas grande, con la pluma claro, en lo otro no hace falta ni decirlo. gran chema, graaaannn! no te canses.

    el mundo necesita mas hombres objeto... pero como tu.
    firma: marti navarro jose.


    firma:

    ResponderEliminar