viernes, 28 de junio de 2019

Porteros al peso.

blogger widgets

Permítanme la expresión del título. Por aquello de frivolizar un poquito con el mercadeo y la carnicería. Pura mercancía en esto del balón. Si no han estado tocándose la entrepierna a dos manos en la costa española con desconexión total, sabrán ustedes que el Valencia CF tiene nuevo portero. Automático no, holandés. Titular en esa selección. Comprado, según cuentan los vendedores, por 35 millones de euros. Un tío que, a primera vista, parece simpático. Se ha dejado llevar con la presentación viral en redes, con sus zuecos holandeses y todo. Y sale de su zona de confort para intentar volver a ser protagonista cada semana en Liga, con permiso de Jaume, por supuesto. Cillessen llega en madurez futbolística, con 30 años, una edad perfecta para un portero. Cañizares llegó con 28 largos después de chupar banquillo a la sombra de Buyo primero e Illgner después, por si les puede servir como referencia alguna.

Neto toma el camino inverso. Los tabloides deportivos hablan de 26 millones fijos más nueve en variables. Y claro, allá arriba sacan pecho de vender a un suplente por 35 y comprar a otro por 26. Sí, está claro, se que piensan. Pero ellos no piensan. Están alienados y un poco rabiosos con aquello del mercadeo, donde el menú son refritos o reposiciones. Es normal, oigan. Floper compra bien y, sobre todo, vende de categoría. La marca, supongo. Y nosotros, comprando palomitas para ver como sacan espumita por la boca.

La verdad es que se avecina un poquito de desierto en este verano para los blaugrana. De Ligt prefiere a Ronaldo antes que a Messi, De Jong queda muy atrás en el tiempo futbolístico y han firmado a un portero brasileño que no es de los tres mejores de ese país, tomando como referencia las presencias internacionales. Lo ha jugado casi todo en el Valencia CF, pero Marcelino lo ha dejado marchar. El patidor blaugrana, no el soberbio culé, pensará mientras restriega el tomate en el pan tostado "¿Y si los del Valencia nos la han vuelto a colar?" Y encima, el tío sigue de vacaciones en Brasil, presentado en redes con un montaje trucado cutre-salchichero pegando escudo y publicidades del Barça que dejan a los cromos pintados de las colecciones de los 80 como verdaderas obras de arte. Y encima, parece que Denis Suárez no va a seguir los zuecudos pasos de Jesper, por lo que la caja no sonará.

Y aquí, recordando aquel verano del 99, resonando en nuestras cabezas aquel "Que maravilla. Lo que acaba de hacer Mendieta", de José Ángel de la Casa y brindando todavía por lo vivido hace un mes, tranquilos como el agua de una piscina en Les Barraques. Es lo que tiene la tranquilidad que da el haber rascado título y volver a ser equipo con estrella. Y bueno, ese calor que parece que aprieta pero no ahoga, de momento. Pero claro, la cabra tira al monte y ya nos encargamos de discutir airadamente con el aire acondicionado enchufado sobre la belleza de las camisetas de la nueva temporada. Si no fuese así, no seríamos Valenciastán, ¿no creen? 

Sigan con sus cosas del principio del verano, ahora que los días son más largos que nunca. Brinden por sus santos favoritos, servidor Sant Pere, y disfruten de las cositas molonas de la vida. El Valencia CF sigue estando en buenas manos y ahora no conviene tener acaloramientos. Recomendaciones contra la ola de calor, ya saben.

No hay comentarios:

Publicar un comentario