viernes, 21 de junio de 2019

Cambio de cromos.

blogger widgets


Es lo que más mola del verano. De hecho, a servidor le sigue molando ese picorcillo de abrir los cromos. Más de cuarenta años tengo. Pero hace bastante tiempo decidí no aparcar del todo el niño que todos llevamos dentro para disfrutar de esas cosas que nos encantaban de nanos. Y comprar cromos y abrirlos es una de ellas. Rememoraría el jugar al PC Fútbol, pero es algo que no está al alcance por no haber actualizaciones recientes que sean solventes. 

Los cromos, decía. El mercadeo de los repetidos. Los cambios. Eso es. En estos días me imagino a un Mateu imberbe, con mirada de pillo, pantalones cortos y tirachinas en el bolsillo trasero del pantalón mercadeando, en la plaza del pueblo, con el chaval listillo que lleva un taco gordo de cromos como erróneo símbolo de poder. O, en cualquier caso, tan solo poder económico. Y el pequeño Mateu sacando rédito de un cromo repe, un poco gastado y que ya no tiene el valor de antes por aquello del desgaste. Te cambio este por estos tres, ya ves, para que los quieres, si mira el taco gordo de cromos que llevas, te hago un favor antes que se los coma el perro y, de paso, ganamos todos. Si no quieres no pasa nada, luego he quedado con otro chaval que también tiene. Cara de poker del que sabe que tiene buena mano.

Con el cambio de porteros, parece que se consigue beneficio en todos los puntos de vista. Una relación profesional enquistada entre portero y entrenador, por lo que cuentan, de esas que tarde o temprano llegan a interferir en la buena salud del grupo y un recambio de garantías, más por la trayectoria internacional del recién llegado que no por sus apariciones domésticas. Holanda, a pesar de la opinión que tenemos por aquí de su actual seleccionador, es una selección emergente que parece va camino de recuperar el espacio perdido en estos últimos años. Y, salvo sorpresa, el portero defenderá al Valencia CF. O, por lo menos, estará en nómina. Le tocará pelear con Jaume y quien alterne con el filial, por lo que la sana competencia puede volver a beneficiar al grupo.

De Neto y la percepción de bon xic a la vez que solvente portero poco se puede hablar que no se haya contado. Hizo grandes intervenciones salvadoras, demostró solvencia sin estridencias y podría, de haber querido, ser un portero que permaneciese en el recuerdo colectivo. Ser portero de Champions, con todo el escaparate que eso conlleva y su recuperación para la élite después de Turín. Ahora vuelve a la casilla de salida. A un gran club, uno de los mejores, pero con desventaja nuevamente en eso de ser titular. Los que no llegamos a profesionales nos cortocircuita el cambio del gusanillo previo a un partido por una nómina libre de preocupaciones. Seguimos siendo niños y priorizamos el jugar sobre todas las cosas. Pero ser profesional es otra cosa. Quizá por eso estamos donde estamos y ellos están donde están.

Por último, aunque no tenga nada que ver con los cromos, un recuerdo sentido al periodismo que anda pasándolo mal por aquello de decisiones empresariales. Desde fuera no se entiende que se debiliten redacciones por muchos planes estratégicos que se hayan trazado. Es como recortar en marketing cuando las cosas van mal dadas. Perdemos todos, los lectores y quienes hacen los periódicos, programas de radio y televisión. Seremos más fuertes si tenemos más buscadores de noticias que nos hagan pensar. Hoy es Levante-EMV, Levante de Castelló, Superdeporte y la 97.7 Radio. Mañana pueden ser otros. Ánimo y fuerza, muchachada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario