jueves, 27 de marzo de 2008

Tontos, Tequila y enfermeras

A veces es difícil quedarse con algo para el blog. ¿Qué hago? ¿Hablo del finlandés que se pensaba que era unas tijeras y que el Moai de la Isla de Pascua era Van Gogh? ¿O de la vuelta de Tequila? Cuando me disponía a disertar sobre Alejo, Ariel y sus, nuestros, himnos Salta o Dime que me quieres, salió el macho ibérico que tan en desuso y tan estigmatizado está en esta nueva sociedad de la igualdad de géneros, de sexos, de altezas, de bajezas y de tarjetas de crédito, con una noticia que no veas si puede tener punta como se enteren las erizas, que diría Perez Reverte. Una clínica privada ha confeccionado uniformes para sus empleados y empleadas. Supongo. El suponer es porque nos centramos en las enfermeras que es donde esta el problema. Pues resulta que desde dirección, o gerencia, pidieron a los Reyes Magos nuevos uniformes. Pero claro, entre el cambio climático, el conflicto de Oriente Medio, las elecciones entre ZP y Cabeza y Corazón y la crisis inmobiliaria, el pedido ha llegado ahora. Y resulta que las faldas son cortas, incomodas y las enfermeras van enseñando pechuga a pacientes, visitantes y repartidores de bollycaos. Con el consiguiente zipitoste por parte del comité de empresa, ya que aparte de enseñar lo que no quieren, les tocan de la soldada su plus de productividad. El jefe dice que el vestuario es cosa de la empresa, que si tienen ovarios, a los juzgados y punto pelota. Y ellas, desde la voz del sindicato, que es indignante, que parece mentira en el siglo que vivimos. No se yo, quitándole hierro al asunto, si será bueno en gente delicada despertar los primarios instintos, ya que viendo los comentarios de la noticia, hay alguno que dice que si las enfermeras están trabajando ahí es porque son monas. Antes de meterse en papeles, que es mucho lío, que miren a ver si en el D’Angelo de la zona han recibido una remesa de castos y blancos pantalones de pijama que las chicas de la barra americana ya no lucen tanto con bombachos. Y todo esto ha pasado en Cádiz. La lastima es que ha sido en marzo, que si llega a ser en diciembre, peazo shirigota se iba a marcar más de uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario