miércoles, 18 de mayo de 2016

Nosotros sí usaremos el #paellaemoji.



Hoy, tras conseguir la aprobación por parte de Unicode que el emoji de la paella estará en su próxima actualización, un redactor de Vice escribía un artículo titulado «Vale, ya tenéis el emoji de la paella, ¿y ahora qué?» Pues es muy sencillo de explicar. O a lo mejor no es tan sencillo, visto el afán provocativo en la redacción del texto. Pero allá vamos.  

Pongámonos en situación. En estos tiempos que corren, donde la política de ahora dicen que se basa en la participación y todos vivimos en la nebulosa de los mundos de Yupi, de las confluencias y la paz y el amor, nuestra tierra, Valencia, conocida en otras latitudes como “el Levante español”, ha sufrido el azote de una serie de fantoches que, nacidos o criados en nuestra terreta, se han dedicado a saquear todo lo saqueable como si fuesen británicos en Egipto.

Y eso, quieras o no, al que es de aquí, pues le toca un poco las castañas. No vamos a ser más papistas que el Papa, pero esta tierra siempre ha sido de trabajadores, gente honrada en su gran mayoría, que no lo ha tenido fácil históricamente. Y por obra y gracia de un puñado de delincuentes ahora tenemos que aguantar cuando vamos fuera de nuestra comunidad chanzas de graciosetes -igual eres tú eres uno de ellos-, sobre lo bien que se nos da robar a los valencianos y chorradas varias. Y se abusa de la generalización. En otras autonomías son tacaños o vagos y ahora los valencianos somos corruptos, tirando de cliché. La ventaja que creemos tener nosotros es que somos los primeros que nos tomamos la gracia con gracia, si la tiene. De hecho, todos los años realizamos una purificación mental y física en una fiesta que se llama Fallas, donde nos burlamos hasta de nuestra sombra y quemamos la sátira, muchas veces mirando nuestro propio ombligo. Lo que nos toca las pelotas es si tiran a dar. Ahí si has dado en hueso. Y ya ves, mira si somos simples que, con una campaña graciosa para poner un emoji en nuestro móvil, nos damos por satisfechos. Nos demostramos, una vez más, que estamos por encima de los que nos han gobernado, de los que nos hacen sentir señalados. Y gracias a eso, a la pesadez en redes sociales y a que en La Fallera han visto una gran idea para crear una campaña fantástica, podremos usar el dibujito los domingos, cuando nos toque hacer comboi y preparar la paella, mientras en otros lares hagan cosas de modernetes de barrios gentrificados.

Es normal que no nos entiendas. Leyendo «Lo que a todos nos parecía una paella normal y más que correcta supuso una decepción tremenda para los organizadores de esta pantomima ridícula» nos das un poco de penita. No pretendemos enseñarte ahora a distinguir los distintos tipos de paella. Entre otras cosas, porque quizá no entenderías de la misa la media cuando te habláramos de paella y caldero o de tornillos y hierros. Y mucho menos de ingredientes. No pasa nada. Love of Lesbian tampoco sabían y esa ignorancia se arregla como casi todas las cosas, viajando. Así que vamos a decir que ese emoji inicial es lo que en la costa del ‘Levante español’ se llama “paella mixta” que es un esperpento creado para alimentar a turistas que, normalmente cocidos como ratas, les da igual carne que pescado. Se prepara una cosa mezclada, con un poco de todo y ya está, aberración perpetrada. Quizá estaría bien que visitases Wikipaella, que no deja de ser una buena piedra de toque para saber que es una paella y que es un ‘arroz con cosas’. Para que puedas dártelas de entendido de la gastronomía, hacerte selfies en Instagram con el filtro Valencia o, quien sabe, hacer un reportaje sobre ello. Es como si al catalán le pareciese bien que el pa amb tumaca se hiciese con tomate frito de bote y que, de alguna manera, en una campaña popular, se viese que no es el tomate natural de toda la vida de Dios. O en el caso que hubiera un emoji de la fabada, le pusieran macarrones.


No obstante, deseamos de corazón que te inviten a muchas paellas mixtas y que nunca nadie tenga a bien en convertirte en un efímero ninot de falla. Y puedes poner paella todas las veces que quieras cuando te inviten a alguna. Nosotros, desde aquí, usaremos #paellaemoji.

No hay comentarios:

Publicar un comentario